Doctor CARLOS GUERRA -conferencista internacional - perfil misionero

codigo linekin

30 may. 2014

MAYA, HIJA DEL DOLOR Y LA ESPERANZA EN LA CARCEL DE SUDAN...A LA ESPERA DE LA SENTENCIA DE MUERTE POR SU FE EN EL CRISTIANISMO.


El mundo clama por su liberación. Ella se mantiene firme en su fe.
 

Maya, hija del dolor y la esperanza en la cárcel de Sudán
Mientras que su madre Meriam Ibrahim estaba encadenada, Maya nació en una cárcel de Sudán. Meriam fue condenada a la horca por ser cristiana. El padre difunde la foto de su hija en la prisión tras poder verlas.
Foto de Maya, en la cárcel Omdurman, al norte de Jartum, Sudán (en el recuadro, sus padres el día de su boda)
 
 





















SUDÁN

Wani Daniel, ciudadano norteamericano esposo de Meriam Ibrahim, ha declarado a The Telegraph en una entrevista reciente que estaba indignado por el trato que recibe su esposa mientras está en la prisión de mujeres de Omdurman, en el norte de Jartum, Sudán. "La mantienen con las piernas encadenadas”.

Tras nacer la hija de esta pareja, de fe cristiana ortodoxa, le han puesto por nombre Maya. Tienen otro hijo de dos años.

Wani explica que los primeros días las autoridades locales se negaron a permitirle ver a su hija, pero ya le permiten la entrada en la cárcel, y por algunos breves momentos poder estar junto a su esposa y su hija.

Sin embargo, es una experiencia extremadamente agridulce para ambos padres, especialmente para Meriam que vive con la posibilidad de no ver crecer a su hija si se ejecuta la condena a morir ahorcada que pesa sobre ella por creer en Jesús.

LOS “CRÍMENES” DE MERIAM
La corte de la capital sudanesa, Jartum, la acusa de dos crímenes: apostasía y adulterio, por haberse convertido al cristianismo y por casarse con un cristiano. Por apostasía recibirá la pena de muerte, por adulterio, cien latigazos.

La corte acordó también retrasar la ejecución hasta dentro de dos años, para que pudiera dar a luz y amamantar a su hijo. Después, será ejecutada salvo que  la apelación que se va a poner en marcha logre cambiar la sentencia.

Según las leyes musulmanas, el matrimonio entre alguien que sea musulmán y otra persona cristiana no es reconocido legalmente y por tanto los hijos de ese enlace son considerados ilegítimos. Ésta es la razón por la que el otro hijo de la pareja, de tan sólo 20 meses, también ha sido encarcelado.

Su marido no ha sido condenado por falta de pruebas y porque es cristiano de origen y se casó con ella cuando ya se había convertido, siendo además de nacionalidad norteamericana. La mujer es hija de un musulmán, pero fue educada por su madre, procedente de Níger, en la religión cristiana. El jurado la considera musulmana, ya que la religión se transmite a través de la figura paternal.

“FIEL A MI CONCIENCIA”
A Meriam le dieron la oportunidad de seguir con vida si renunciaba a su fe en Cristo y volvía a declararse musulmana, pero ella rechazó esta posibilidad que le ofrecía la Sharía (ley islámica).

"Si me quieren ejecutar, que lo hagan, pero yo no voy a renegar de mi fe", declaró ante el juez. "Me niego a renunciar a Jesús sólo para poder vivir. Sé que si lo hiciese conservaría la vida, y que declarándome musulmana y lograría vivir para poder cuidar de mi familia, pero por encima der todo debo ser fiel a mí conciencia”, añadió.

Daniel está impresionado por la firmeza de su esposa, diciendo que “ni siquiera se acobardó cuando escuchó su sentencia a muerte”.

"Mi esposa es muy, muy fuerte. Ella es más fuerte que yo. Cuando escuché la condena a muerte, rompí a llorar, tanto que nuestros abogados me pasaron sus pañuelos. Pero ella se mantuvo fuerte, ni se inmutó ante los jueces. Era increíble verla", explicó.

CAMPAÑA INTERNACIONAL: #SAVEMERIAM

Su condena a muerte ha provocado la reacción de toda la comunidad internacional y de varias ONGs, entre ellas Amnistía Internacional , ACLJ o Christian Solidarity Worldwide que están realizando campañas de firmas y envío de cartas a las embajadas de Sudán pidiendo su liberación inmediata.

Sudán es un país principalmente musulmán y el estado impone la ley sharía, por la cual se condena todo comportamiento alejado del Islam. El sur del país, independiente desde 2011 bajo el nombre de Sudán del Sur, es de mayoría cristiana.
 
The Christian Post / Protestante Digital 2014 / Editad MCVI.
 
http://musicaconvidainternacional.blogspot.com/2014/05/maya-hida-del-dolor-y-la-esperanza-en.html

Homenaje al ministerio de la hermana Elsa de Guerra.

                                        Elsita y su esposo Jose Enrique Guerra (qdDg), pioneros de la Iglesia de Dios E.C. en Costa Ric...