Doctor CARLOS GUERRA -conferencista internacional - perfil misionero

codigo linekin

25 jun. 2014

SALMO 83: UNA PROFECÍA EN PROCESO.

TIEMPOS PROFÉTICOS.

Salmo 83, Jeremías 49, Isaías 17 - La antesala de la guerra Gog y Magog en Ezequiel 38-39


Las profecías son meramente interpretaciones que el Espíritu Santo da a uno cuando estudia la Palabra de Dios, en este caso comparto el mismo sentir con el hermano Bill Salus, a igual que cientos de pastores con más de 30 años de ministerio en todo el mundo que han llegado a la misma conclusión.

La mejor parte de estos eventos que están por acontecer es para la Iglesia, serán días de Gloria y Salvación para millones de almas antes de la Gran Tribulación.

ESTAS PREPARADO PARA LO QUE VIENE? JESÚS VIENE PRONTO POR SU NOVIA

Usted se preguntará: ¿A qué guerra me estoy refiriendo? Es la próxima guerra en el Medio Oriente, en la cual, la nación de Israel, el pueblo escogido de Dios, derrotará a las naciones árabes que rodean sus fronteras.



El originador de esta teoría se llama Bill Salus, escritor del libro, “Isralestina: Los Planos Antiguos del Futuro Medio Oriente”. Bill Salus es un reconocido escritor y conferencista de Profecía Bíblica en los Estados Unidos. Su sitio en el web es www.prophecydepot.com

El Salmo 83:1-8 dice:


“Oh Dios, no guardes silencio; No calles, oh Dios, ni te estés quieto. Porque he aquí que rugen tus enemigos. Y los que te aborrecen alzan cabeza.

Contra tu pueblo han consultado astuta y secretamente, y han entrado en consejo contra tus protegidos. Han dicho: Venid, y destruyámoslos para que no sean nación, y no haya más memoria del nombre de Israel.

Porque se confabulan de corazón a una, contra ti han hecho alianza las tiendas de los edomitas y de los ismaelitas, Moab y los agarenos; Gebal, Amón y Amalec, los filisteos y los habitantes de Tiro. También el asirio se ha juntado con ellos; Sirven de brazo a los hijos de Lot”.
 

Una búsqueda en Google de “La profecía del Salmo 83” el 31 de marzo del 2012, mostró 1,380,000 resultados. Otra búsqueda en Google el mismo día bajo “La guerra del Salmo 83” descubrió 2,460,000 resultados. Estos números reflejan aproximadamente cincuenta veces más resultados de los que había el mismo mes 4 años antes. Lo recuerdo, porque en el 2008 mi libro, Isralestine: Los Planos Antiguos del Futuro Medio Oriente, fue publicado y había intentado hallar investigaciones en Internet acerca de estos dos temas.
El Salmo 83 es el tema central de Isralestine y, francamente, la investigación en Internet en estas áreas en ese momento era generalmente infructuosa, lo que es la razón por la cual el libro fue una obra de ocho años que requirió innumerables horas de estudio bíblico e investigación histórica extra bíblica. En ese momento, la mayor parte de los comentarios respetados acerca del Salmo ofrecían poco más que exposiciones poéticas. Afortunadamente, el Dr. Arnold Fruchtenbaum, David Dolan y Jack Kelly anteriormente habían escrito sumariamente acerca de las posibilidades proféticas del Salmo, lo cual me otorgó algunas perspectivas útiles.
 
Entonces, ¿por qué todo el alboroto acerca del Salmo 83? ¿Por qué los resultados de Google se incrementaron exponencialmente durante los últimos cuatro años de decenas de miles a decenas de millones? Creo que estos números en aumento reflejan un creciente interés en las oportunas implicaciones proféticas del Salmo, especialmente después de la Primavera Árabe que dominó la mayor parte de las noticias en el 2011.
 
De forma interesante, algunos eruditos sugieren que el Salmo 83 es simplemente una oración de lamento imprecatoria en relación con los enemigos árabes de Israel a lo largo de tiempos inmemorables. Otros como yo creen que es una profecía bíblica bona fide. En un artículo llamado “Salmo 83, lo que es y lo que no es”, intenté disipar la posibilidad de que el Salmo sea meramente una oración.
 
 
El Salmo habla acerca de una confederación árabe que se forma con los propósitos explícitos de destruir a Israel y de despojar al pueblo escogido de su Tierra Prometida de una vez por todas. Si ésta es una profecía inminente, esto implica que la confederación lucha por el establecimiento de un Estado árabe más llamado Palestina. Esta conclusión puede determinarse analizando quiénes son los miembros confederados hoy. La siguiente imagen compara los equivalentes modernos con las poblaciones antiguas mencionadas en Salmo 83:6-8.
 
Suponiendo que el Salmo es en efecto una profecía, existen opiniones diversas entre los expertos de la profecía acerca del momento del Salmo.
 
Algunos enseñan que la profecía se cumplió históricamente en 2 Crónicas 20. Ésta es generalmente una opinión de la minoría que es refutada en mi artículo llamado “Salmo 83, ¿ha encontrado su cumplimiento final?” Otra opinión de la minoría se aferra a la creencia de que el Salmo 83 ocurre durante Ezequiel 38. Este argumento es debatido en mi artículo llamado “¿Es Ezequiel inminente?”.

Un argumento final acerca del momento es que el Salmo ocurre durante el periodo de tribulación final de siete años. Uno de mis escatólogos favoritos, el Dr. Arnold Fruchtenbaum, sostuvo una vez esta idea la cual está expresada en su libro, Las Pisadas del Mesías (Footsteps of the Messiah) [1]. El Dr. Fruchtenbaum, quien también cree que el Salmo 83 es una profecía, ha reconsiderado aparentemente esta idea por las razones generales que están explicadas en mi artículo llamado “¿Es el Salmo 83 un evento de la Gran Tribulación?”.
 
En mi estimación, una mañana cercana el mundo despertará con la guerra del Medio Oriente que cambiará el mundo descrita en el Salmo 83. El Salmo especificó que seis cosas principales necesitan estar en su lugar antes de que la importante batalla del Medio Oriente pueda comenzar:

1. Israelíes (Salmo 83:3)
 Hacen planes contra tu pueblo amado,
con intenciones de hacerle daño,

 
2. La Nación de Israel (Salmo 83:4, 12)

y hasta se atreven a decir:
«¡Vamos a destruirlos por completo!


12 que pensaban adueñarse
de nuestras valiosas tierras!

 
3. Un ejército israelí, las Fuerzas de Defensa de Israel (Salmo 83:9-11) 
9 Acaba con ellos,
como acabaste con Madián!
¡Acaba con ellos,
como acabaste con Sísara y Jabín
a orillas del río Quisón!
10 Ellos fueron derrotados en Endor,
y quedaron tendidos en el suelo,
tirados como el estiércol.
11 ¡Acaba con su gente de importancia,
como acabaste con Oreb y con Zeeb!
¡Acaba con todos sus jefes,
como acabaste con Zalmuná y Zébah,

 
4. Refugiados palestinos, es decir, las tiendas de Edom (Salmo 83:6)
Los ejércitos de muchos pueblos
se han puesto de acuerdo
para hacerte la guerra:
se han juntado Edom, Moab,

 
5. Una Liga Árabe (Salmo 83:6-8)
Los ejércitos de muchos pueblos
se han puesto de acuerdo
para hacerte la guerra:
se han juntado Edom, Moab,
Asiria y las tribus del desierto;
a ellos se han unido
los ejércitos de Guebal,
Amón, Amalec, Tiro y Filistea

 
6. Un odio árabe hacia los israelíes (Salmo 83:3)
Hacen planes contra tu pueblo amado,
con intenciones de hacerle daño,
 
Actualmente, todos estos seis requisitos están en su lugar. Los israelíes se hicieron una realidad cuando Israel renació como nación el 14 de mayo de 1948. Tal como se evidencia por las guerras árabe-israelí de 1948, 1956, 1967 y 1973, el conflicto entre Hizbolá e Israel del 2006 y la confrontación entre Hamás e Israel en el 2009, el odio árabe ha sido demostrado desde que el Estado judío fuera re-concebido.


Los refugiados palestinos se convirtieron en una realidad en el periodo posterior a la guerra de independencia israelí en 1948, así como lo hicieran las FDI que enseguida se formaron para repeler la agresión árabe. Con cada guerra subsiguiente, las FDI se convirtieron en un ejército más fuerte aparentemente en cumplimiento de Ezequiel 25:14; 37:10 y Abdías 1:18.
 
Por último, la Liga Árabe fue establecida en Cairo el 22 de marzo de 1945, antes de que todos los conflictos comenzaran. La Liga Árabe incluye a cada miembro identificado dentro de la confederación árabe del Salmo 83. Aparte de frágiles tratados de paz entre Israel y Egipto, e Israel y Jordania, la profecía del Salmo esencialmente parece estar al borde de cumplirse.


Muchos entendidos creen que la nueva mayoría fundamentalista islámica del parlamento de Egipto pronto abrogará el acuerdo de paz con Israel de 33 años de antigüedad. Si Egipto quebrantara la paz con Israel, hay pocos que creen que Jordania codiciará la posición de lobo solitario de ser el único Estado árabe restante que posea un acuerdo de paz con Israel. La inquietud legítima se refleja en el adagio: “Cómo va Egipto, así va el resto del Medio Oriente”.
 
La falta de un acuerdo de paz substancial con el Estado árabe más poblado, Egipto, y el más moderado, Jordania, hay poco que prevenga al Salmo 83 de encontrar su cumplimiento.
 
Al igual que el renacimiento de Israel era una profecía en proceso, así también lo es el Salmo 83. El 14 de mayo de 1948 el mundo se despertó con un Estado judío, pero los ávidos estudiantes de la profecía bíblica no deberían haberse sorprendido en el momento. Numerosas profecías como las que se enumeran a continuación, se hicieron realidad ese famoso día.
 
Ezequiel 36:22-24 – Predijo que los judíos estarían en incredulidad espiritual en ese entonces. Anticipó que la judería del mundo en general estaría caracterizada por la misma indiferencia religiosa que se había apoderado de sus antepasados cuando la Diáspora comenzó en el año 70 EC.
 
Ezequiel 37:11-13 – Predijo que los judíos saldrían de un escenario de holocausto: “Nuestros huesos se secaron, y pereció nuestra esperanza, y somos del todo destruidos” (Ez. 37:11)
 
Isaías 11:11 – Informó que el Señor reuniría a los judíos en Israel provenientes de las naciones una segunda vez. No hay tercera, cuarta o quinta veces en la Escritura que alerten que Israel cumple hoy en día esta profecía. (Algunos creen que esta reunión tiene dos fases; en incredulidad, seguida por creencia. De este modo, tienden a creer que la primera fase está siendo cumplida hoy en día y que la segunda fase es cumplida por un remanente judío fiel al final del periodo de tribulación de 7 años).
 
Ezequiel 38:8 – Predice que la reunión se lleva a cabo “al fin de los años” (LBLA), razón por la cual muchos escatólogos consideran a Israel como la súper señal de los tiempos del fin.
 
Ezequiel 59:21-29 – Explica las razones desde la perspectiva del Señor de la Diáspora y de la reunión de los judíos en Israel en el fin de los años.
 
Éstas son sólo unas cuantas de las profecías que predijeron que algún día los judíos serían reunidos de entre las naciones del mundo de regreso en su antigua patria de Israel en los tiempos del fin.


El proceso hacia el cumplimiento profético del renacimiento de la nación de Israel generalmente comenzó alrededor de 1896 cuando Teodoro Herzl publicó su libro Der Judenstaat (Estado judío en alemán). Él es considerado el padre del Sionismo político. Herzl reconoció que el Antisemitismo estaba en aumento a lo largo del mundo y especialmente en Europa. Él creía que la única forma en la que los judíos podían escapar la creciente persecución mundial era tener una patria de nuevo.
 
A continuación una cita interesante de su diario publicado en 1897:
 
“En Basilea fundé el Estado judío. Si yo dijera esto en voz alta hoy, recibiría en respuesta una risa universal. Si no en cinco años, seguramente dentro de cincuenta, todos los sabrán”.
 
Muriendo aproximadamente 7 años después de escribir esta declaración, no se dio cuenta cuán profética fue. Exactamente 50 años después, las Naciones Unidas aprobaron la resolución 181 en 1947, que requería el establecimiento del Estado judío. Los cristianos deberían haber anticipado que Israel estaba a punto de convertirse en una nación al comienzo del movimiento sionista.
 
La I Guerra Mundial fue el siguiente aviso de que la nación de Israel estaba a punto de nacer. En el periodo subsiguiente de la guerra, Lord Balfour de Gran Bretaña emitió una declaración que requería el establecimiento de un Estado judío en 1917. En ese momento, a Israel le fue apropiada tierra que habría abarcado los modernos Israel y Jordania. Gran Bretaña tenía licencia total para implementar esta declaración, pero fracasó en hacerlo.


El fracaso de Gran Bretaña para actuar de acuerdo con lo que parece haber sido la voluntad explícita de Dios, sometió a los judíos a las atrocidades del Holocausto y aparentemente causó el colapso inminente del Imperio Británico. En esa época había el siguiente dicho: “El sol nunca se pone sobre el Imperio Británico”, ¡pero hoy en día el sol siempre se pone sobre el Imperio Británico!
 
Esto es debido a que durante el curso de las siguientes siete décadas, Gran Bretaña renunciaron a la soberanía de casi más de sus territorios colonizados. Actualmente, cerca de 50 millones de personas pueblan Inglaterra y 62 millones el Reino Unido en total [2].
 
“En 1922, el Imperio Británico tenía influencia sobre más de 458 millones de personas, un quinto de la población mundial en ese entonces, y cubría más de 33,700,000 kilómetros, casi un cuarto del área total del territorio de la Tierra” [3]. La caída de Gran Bretaña muy probablemente puede atribuirse a la cláusula contenida en Génesis 12:3 que maldice a aquellos que maldicen a los descendientes de Abraham, Isaac y Jacob. Una vez más, los cristianos debieron haber reconocido después de la I Guerra Mundial que Israel pronto volvería a ser reinstaurado como el Estado judío.
 
La II Guerra Mundial fue la clave final para el observador de la profecía. Como ya se declaró, la Asamblea General de las Naciones Unidas aprobó el Estado judío el 29 de noviembre de 1947. Con 33 votos a favor, 13 en contra y 10 abstenciones, el Estado judío era una realidad y el 14 de mayo de 1948, las profecías que predecían la aparición de Israel se cumplieron.
 
Adivine qué naciones estaban entre las 13 que votaron No a la Resolución 181 de la ONU. Eran la mayoría de las naciones del Salmo 83 enumeradas en la imagen anterior: Líbano, Arabia Saudita, Irak, Siria y Egipto. Hizbolá, Hamás y los refugiados palestinos aún no habían sido creados para oponerse a la resolución y Jordania no se convirtió en un miembro admitido de la ONU hasta en diciembre de 1955. De esta forma, ¡el supuesto voto No de Jordania fue incapaz de ser contado!
 
Similar a las profecías relacionadas con el renacimiento de Israel, el Salmo 83 parecer estar en proceso. Algún día cercano éste llegará, pero para aquellos de nosotros que hemos estado prestando atención a las señales que están preparando el escenario, nos damos cuenta que la profecía del Salmo ha estado durante casi más de seis décadas preparándose, ¡y parece estar lista para ocurrir!
 
En conclusión, quisiera recordarles a los estadounidenses que el sol está comenzando a ponerse sobre la súper potencia de los Estados Unidos. El precedente para esto fue establecido en la historia moderna por medio del Imperio Británico. En más de las dos décadas anteriores, el liderazgo estadounidense ha estado maldiciendo a los israelíes al forzar a su liderazgo a negociar la tierra de Dios a cambio de la paz con los árabes. Esta diplomacia no está funcionando y es contra lo que Joel 3:2 advierte: ¡dividir la tierra de Dios!
 
Si Estados Unidos persiste en su obstinación, coquetea con el mismo destino de su aliado británico, lamentablemente está escrito..
 
http://www.endefensadelafe.org/2012/04/salmo-83-una-profecia-en-proceso.html  /  Bill Salus


Al poner esta pieza en el lugar adecuado, los eventos predichos caen en alineación apropiada. Este descubrimiento emocionante ahora completa el rompecabezas de los últimos días, permitiéndoles a los aficionados de la profecía que predigan confiadamente la próxima Guerra Árabe-Israelí seguida por la invasión de Israel dirigida por Rusia e Irán, descrita en Ezequiel 38 y 39; y finalmente el pavoroso “Periodo de la Tribulación”.

Localizado en el Antiguo Testamento, el Salmo 83 hace alusión a una confederación árabe que busca destruir al moderno Estado Judío de Israel. El salmista menciona a estos antiguos enemigos de Israel por sus nombres ancestrales:
“Las tiendas de los edomitas y de los ismaelitas, Moab y los agarenos; Gebal, Amón y Amalec, los filisteos y los habitantes de Tiro. También el asirio se ha juntado con ellos.” (Sal. 83: 6-8)

En ese entonces, identificaciones como palestinos, jordanos, Hamás, Hizbolá, sirios y saudíes no existían, así que corresponde a la generación actual de esta revelación localizar las ubicaciones actuales de estos grupos étnicos. Este mapa, tomado de mi nuevo libro Isralestine: Los Planes Antiguos del Futuro Medio Oriente identifica a estas naciones islámicas de acuerdo a su equivalente histórico.

Estas naciones tienen al minúsculo Estado Judío completamente encajonado por todos lados. Aunque existe una paz frágil y temporal entre Israel, Egipto y Jordania, la mayor parte de estos árabes no reconocen el derecho de Israel de siquiera existir.

Aquí está la forma en la cual la pieza 83ª completa el rompecabezas profético. Estas agrupaciones, predominantemente árabes, cuyos ancestros han abrigado un antiguo odio hacia los judíos desde tiempos inmemoriales, van a intentar un esfuerzo final concertado para destruir a la nación de Israel.El salmista lo pone de esta manera: “Contra tu (Jehová) pueblo (los judíos) han (los confederados árabes) consultado astuta y secretamente, y han entrado en consejo contra tus protegidos. Han dicho: ‘Venid, y destruyámoslos para que no sean nación, y no haya más memoria del nombre de Israel (tiempo moderno)’. Porque se confabulan de corazón a una, contra ti han hecho alianza”.

Este pasaje, que se explica a sí mismo, nos informa que el conflicto actual del Medio Oriente se extenderá hacia una guerra masiva. Esto hará que las históricas guerras árabes-israelíes de 1948, 1956, 1967 y 1973 parezcan comparativamente como rivalidades deportivas entre ciudades. Esta guerra dejará a Israel sin otra opción más que diezmar a todos sus malignos vecinos árabes y en el proceso poner en aviso al mundo que ha emergido como el “ejército grande en extremo”, previsto para venir en Ezequiel 37:10.

Adicionalmente, el Estado Judío extenderá su soberanía sobre algunos de los territorios árabes conquistados. Harán esto en un esfuerzo para reclamar secciones de la tierra que su Dios Jehová le prometió a su patriarca Abraham en Génesis 15:18. Esto pone potencialmente porciones de Egipto hasta Irak dentro de su portafolio de Bienes Raíces. Junto al territorio incrementado obtendrán adicionalmente la posesión de recursos árabes y los despojos de guerra asociados. Como resultado de su conquista, Israel se convertirá en una nación mucho más rica, y empezará a vivir seguramente en lo que yo llamo Isralestina y Daniel 11:41 clasifica como la “Tierra Gloriosa”.

En esta condición de post guerra, el Estado Judío se asemejará apropiadamente a la nación de Israel descrita en la profecía de Ezequiel 38:8-13. Serán un pueblo pacífico reunido nuevamente en su antigua patria Israel, en los últimos días. Habitarán próspera y confiadamente. Este es el requisito previo para la preparación del escenario de la coalición dirigida por Rusia e Irán descrita en Ezequiel 38 y 39, que viene para destruir a Israel y apoderarse de Isralestina.

Los especialistas se han preguntado frecuentemente el porqué los palestinos y sus socios árabes, quienes son los oponentes actuales más visibles de Israel, no están enlistados en la coalición rusa – iraní. La pieza 83ª del rompecabezas evidencia la razón, en ese tiempo estas poblaciones están fragmentadas. Son reducidas a prisioneros de guerra y refugiados, y como tales, sin ninguna utilidad militar para los rusos e iraníes.

Un tiempo después de que Israel derrote a sus vecinos árabes, y se convierta en una de las naciones más ricas en el mundo, el grito se oirá a través de la Tierra Prometida: “¡Vienen los rusos, vienen los rusos!” Entonces el mundo atestiguará que el Dios de los judíos ejecuta la destrucción de la invasión de Isralestina dirigida por Rusia e Irán. Estos eventos están descritos en Ezequiel 39:1-8 y están orquestados completamente por Dios, sin la asistencia del ejército israelí. Por lo tanto, la actual Fuerza de Defensa de Israel (IDF, por sus siglas en inglés) está emergiendo para el propósito primario de combatir a la confederación árabe del Salmo 83.

Completando el rompecabezas profético, el Anticristo entra en el Teatro del Medio Oriente, en un intento por neutralizar al poderoso Estado Judío, quien en esa época se estará tomando el sol en la gloria de dos victorias significativas. Los judíos habrán derrotado a los árabes del Salmo 83 y su Dios Jehová habrá destruido la coalición dirigida por Rusia e Irán.

En esencia, el batallante Estado Judío de Israel de hoy, ¡será una súper nación mañana!


comparte este enlace con tus contactos:
http://musicaconvidainternacional.blogspot.com/2014/05/salmo-83-una-profecia-en-proceso.HTML


 

Costa Rica dará reconocimiento a la hermana Elsa de Guerra

                                     El Ministerio a la Mujer de la Iglesia de Dios Evangelio Completo en Costa Rica, dará el sábado 30 de...