Doctor CARLOS GUERRA -conferencista internacional - perfil misionero

codigo linekin

7 nov. 2017

ALABANZA O QUEJABANZA??


TU VARA Y TU CAYADO Salmo 23:4 
"tu vara y tu cayado...me infundirán aliento".
TU VARA Y TU CAYADO Salmo 23:4 

 
El tiene un modo de hacerlo adecuado para cada uno de sus hijos, a veces nos llama con alusiones, pero en otras tiene que golpearnos para que despertemos. Lo tremendo que muchos a pesar que podemos estar siendo zarandeados, solo pedimos socorro y ser sacados de esa situación, sin preguntarnos el - ¿por qué de esta situación?

Acaso nuestro Dios Todopoderoso no Reina, no es capaz de hacer todas las cosas, y muchas veces tenemos lo que se podría llamar la “quejabanza”, en vez de la alabanza al Todopoderoso.

Muchas veces nos hemos sorprendido a nosotros mismos diciendo:
¿Por qué a mí? Si soy hijo del Rey, por qué me pasa esto?

Pero debemos reflexionar que sí nos suceden cosas (nada de lo que nos pase es sin propósito), nuestro Padre celestial tiene propósitos y para ello permite las situaciones dolorosas en nuestras vidas.

Los sabios antiguos decían que el Creador muchas veces al hijo apercibido e inteligente, le bastaba que le diese una insinuación, pero a los necios muchas veces tiene que tirarle una piedra.

Preguntémonos, de cuál tipo de creyentes somos?, apercibidos o necios.

En todo caso las más difíciles privaciones y situaciones que nos toque vivir, todas son para el bien del hombre, porque sólo el Padre sabe cuál es el camino y el objetivo al que necesita llegar con nosotros.

En algunas ocasiones el Padre tiene que bloquearle al hombre los caminos para obligarlo a dirigirse en la correcta dirección, para que no se desvíe.

Muchos creyentes podemos llegar a pensar que lo que nos pasa, sea privación, enfermedad o una pena, es como que se destruye nuestro mundo. Pero claro, pues estamos andando en “nuestro mundo” y no en el camino de Vida que el Padre ha trazado a través de su Hijo para nosotros.

Debemos cada día presentarnos delante del Todopoderoso no para que bendiga nuestros proyectos y deseos, sino para preguntar e inquirir qué es lo que El tiene para ese día para nosotros.

¿Lo hacemos?

Debemos ir más lento, pero más seguros, Si preguntamos, sí inquirimos, sí realmente deseamos saber cuál es su opinión sobre tal o cual proyecto de vida para nosotros en ese día de parte de nuestro Amo y Señor, debemos preguntarle, y sí nos dice no quiero ese proyecto, o no es el tiempo aún, debemos esperar, debemos obedecerle y no esperar que con vara de disciplina nos saque de ello.
¿Qué hay en tu vida  ALABANZA o QUEJABANZA???

tu tienes la respuesta mi amigo...!



Isaac David Guerra Minchez
musicaconvida@gmail.com

facebook/musicaconvida  twitter/musicaconvida

http://musicaconvidainternacional.blogspot.com/2012/06/alabanza-o-quejabanza.HTML


Homenaje al ministerio de la hermana Elsa de Guerra.

                                        Elsita y su esposo Jose Enrique Guerra (qdDg), pioneros de la Iglesia de Dios E.C. en Costa Ric...