Doctor CARLOS GUERRA -conferencista internacional - perfil misionero

codigo linekin

7 nov. 2017

ALABANZA O QUEJABANZA??


TU VARA Y TU CAYADO Salmo 23:4 
"tu vara y tu cayado...me infundirán aliento".
TU VARA Y TU CAYADO Salmo 23:4 

 
El tiene un modo de hacerlo adecuado para cada uno de sus hijos, a veces nos llama con alusiones, pero en otras tiene que golpearnos para que despertemos. Lo tremendo que muchos a pesar que podemos estar siendo zarandeados, solo pedimos socorro y ser sacados de esa situación, sin preguntarnos el - ¿por qué de esta situación?

Acaso nuestro Dios Todopoderoso no Reina, no es capaz de hacer todas las cosas, y muchas veces tenemos lo que se podría llamar la “quejabanza”, en vez de la alabanza al Todopoderoso.

Muchas veces nos hemos sorprendido a nosotros mismos diciendo:
¿Por qué a mí? Si soy hijo del Rey, por qué me pasa esto?

Pero debemos reflexionar que sí nos suceden cosas (nada de lo que nos pase es sin propósito), nuestro Padre celestial tiene propósitos y para ello permite las situaciones dolorosas en nuestras vidas.

Los sabios antiguos decían que el Creador muchas veces al hijo apercibido e inteligente, le bastaba que le diese una insinuación, pero a los necios muchas veces tiene que tirarle una piedra.

Preguntémonos, de cuál tipo de creyentes somos?, apercibidos o necios.

En todo caso las más difíciles privaciones y situaciones que nos toque vivir, todas son para el bien del hombre, porque sólo el Padre sabe cuál es el camino y el objetivo al que necesita llegar con nosotros.

En algunas ocasiones el Padre tiene que bloquearle al hombre los caminos para obligarlo a dirigirse en la correcta dirección, para que no se desvíe.

Muchos creyentes podemos llegar a pensar que lo que nos pasa, sea privación, enfermedad o una pena, es como que se destruye nuestro mundo. Pero claro, pues estamos andando en “nuestro mundo” y no en el camino de Vida que el Padre ha trazado a través de su Hijo para nosotros.

Debemos cada día presentarnos delante del Todopoderoso no para que bendiga nuestros proyectos y deseos, sino para preguntar e inquirir qué es lo que El tiene para ese día para nosotros.

¿Lo hacemos?

Debemos ir más lento, pero más seguros, Si preguntamos, sí inquirimos, sí realmente deseamos saber cuál es su opinión sobre tal o cual proyecto de vida para nosotros en ese día de parte de nuestro Amo y Señor, debemos preguntarle, y sí nos dice no quiero ese proyecto, o no es el tiempo aún, debemos esperar, debemos obedecerle y no esperar que con vara de disciplina nos saque de ello.
¿Qué hay en tu vida  ALABANZA o QUEJABANZA???

tu tienes la respuesta mi amigo...!



Isaac David Guerra Minchez
musicaconvida@gmail.com

facebook/musicaconvida  twitter/musicaconvida

http://musicaconvidainternacional.blogspot.com/2012/06/alabanza-o-quejabanza.HTML


19 sept. 2017

ESTOY CANSADO



ENTREGA TOTAL

Quién estas letras escribe es hijo de un hombre intachable, vertical en sus acciones y apasionado por la causa misionera, hablo  del Reverendo José Enrique Guerra (qdDg).



"quiero que me digan sencillamente hermano Enrique Guerra...no me desvela cómo la gente me llame, me desvela cuando mi Señor me llame":
Reverendo Doctor José Enrique Guerra.


En su amplio recorrido, trayectoria por diversos países de Centro America, Guatemala, Costa Rica, El Salvador, como pastor, supervisor-misionero, maestro de educación cristiana, consejero, evangelista, motivador, etc..etc., pudo palpar y sufrir en su corazón, cómo se ha perdido el norte, el adormecimiento por la que atraviesa nuestras iglesias y me refiero en términos generales pues es un cáncer que está carcomiéndonos.
  
He leído muchas veces ésta sincera y afligida carta de este ministro Chuy Olivares y contrita al extremo todo lo expresado, ver al ministerio, a la iglesia sin rumbo...a la deriva total. 

Hoy al pasar los años, vuelven a mi corazón que éstos mismos sentimientos afligían en su corazón y en lo más profundo de su alma.. a mi padre el hermano José Enrique Guerra, (qdDg) en sus años de ministerio en su natal Guatemala, El Salvador y Costa Rica.
Por lo profundo de su mensaje, con gusto transcribo....que sirva de reflexión a la iglesia, líderes y ministerio en general.
Isaac David Guerra M
- - - - - - - - - - - - - - -
 
¡Me cansé!. 

Sé que seré criticado. Conozco muchos pasajes de la Biblia que prometen dar fuerzas al que no tiene ninguna. Sé que la Biblia dice que Él puede aumentar mis fuerzas como las del búfalo. También sé que Jesús puede aliviar mi cansancio. Sé también que algunos me criticarán y dirán ¡que negativo! Sin embargo, no puedo disimular: ¡me encuentro exhausto!.
Aclaro, no estoy cansado de Dios ni mucho menos, tampoco del ministerio ¡Es un privilegio servir a Dios!. Cada día pongo todo el corazón en lo que hago; amo a Dios por sobre todo, amo a mi familia y a mis amigos, mi congregación. He recibido tanto de Dios. Mi agotamiento y frustración tienen otras razones.
 
¿Cansado de qué?
Me aflige hasta el cansancio escuchar “Los mensajes” de aquellos que se enriquecen con el Evangelio. Ya no aguanto más que se tomen textos fuera del contexto, para apoyar su avaricia, y vender sus revelaciones al mejor postor. 

Destruye mi ser interior, porque sé que les están tomando el pelo. Me cansé de oír programas de radio donde los pastores no predican el Evangelio… Sólo saben pedir dinero, dinero y más dinero. No saben otro tema.

Cansado estoy de la llamada T.V. “Cristiana”, que vende los milagros por 70 dólares al mes, “Pacte”, ”Pacte”, ”Pacte” con Dios, dicen, eso me hace inevitablemente volver al oscurantismo de la edad media, “por cada chelín que deposite en el arca, usted recibirá las bendiciones de Dios” dicen los modernos Tetzéles . Estoy cansado de escuchar “siembre una semilla en mi ministerio."
Estoy cansado de “Cubrirle las espaldas” a todos esos delincuentes metidos en la iglesia, ya no puedo más. Hastiado estoy de conciertos dizque “para la gloria de Dios”, y ¿qué de las brujerías metidas en la iglesia?: “invoco la prosperidad en tu vida”, “decreto una vida de éxito para ti”, “desato las riquezas para ti”. Me cansé de estar explicando la diferencia entre la verdadera fe bíblica y las creencias populares supersticiosas que enseñan los “apóstoles y profetas” modernos.

No aguanto más los cultos para atar "demonios" o para quebrar las maldiciones que están sobre el país y sobre el mundo, que no tienen efectividad alguna, pues no tienen base Bíblica. Seguramente “atan” a satanás con una cadena tan larga que llega hasta la luna, porque anda tan suelto como siempre, y los hermanos atando y atando. Estoy exhausto... Ya se les acabaron los nudos. Cada reunión lo atan… ¿Y se suelta entre semana? ¿Para volverlo atar el siguiente domingo?
Me cansa la aburrida repetición de las "teologías" sin base bíblica.
Estoy cansado de oír “no juzguéis, para que no seáis juzgados”, estoy cansado de que los predicadores les pongan bozal a las ovejas y que les digan “no toquéis al Ungido de Jehová”, en lugar de decir como Pablo, “Todo lo que oísteis y visteis y aprendisteis de mí, esto haced, y Dios estará con vosotros”.
Me cansan los súper ungidos que te hacen viajar a donde viven para imponerte las manos y “transmitirte la visión”. Que doloroso es observarlos sin la verdadera unción del Espíritu Santo, buscan crear ambientes espirituales con gritos y manifestaciones emocionales. No hay nada más desolador que un culto carismático con excelente sonido y luces multicolores, humo que pretende ser la “Nube de gloria de Dios”, pero sin vitalidad espiritual, el ruido, los gritos y el desorden, las luces y el humo, no son espiritualidad. Me cansé, incluso, de los chistes trillados sobre Pedro y muchos otros.

Cuantos “comediantes cuenta chistes”. Estoy tan abrumado. Y del último grito de la moda evangélica: Viajar en un “Titanic” por el Caribe acompañado de los cantantes cristianos más famosos y que han ganado Grammys, y con los mejores motivadores que te rascarán el oído con sus chistes y grandes revelaciones sobre el éxito y la prosperidad.

Me cansé de ver “evangelistas” que tiran el saco a las multitudes para recibir “la unción de Dios”. Me dejan abrumado, al verlos “caer bajo el poder el Dios” para ser filmados en vídeo y después decir: ¡¡¡Avivamiento!!! ¿Avivamiento o Agitamiento? o ¿Aviva Miento?

Me cansan las preguntas que me hacen sobre la vida cristiana. Recibo todos los días correos electrónicos de personas que me preguntan si pueden ir a fiestas del mundo, hacerse tatuajes, danzar, caer en “el espíritu”, “reírse santamente” recibir tratamiento con acupuntura, practicar karate y hasta yoga. La lista es enorme y parece inacabable. Me cansa ese “cristianismo” mediocre tercermundista, carnal y ciego.
Me cansan los libros de escritores norteamericanos evangélicos traducidos al español: ya no aguanto más libros de veintiún pasos para un liderazgo exitoso, ¿Súper cristianos en 40 días?, todos estos best-sellers solo han venido a mostrar la verdadera condición de la iglesia que es miseria espiritual, ignorancia de Dios y Su palabra: ¡anorexia espiritual!.

No logro entender como una iglesia necesita copiar los ejemplos de centro y Sudamérica. Me cansé de tener que opinar si estoy de acuerdo o no con el nuevo modelo de iglecrecimiento copiado de la mercadotecnia secular y que está siendo adoptado por todo el mundo entero.
Me desespera tener que explicar que no todos los pastores son fraudulentos y mentirosos, aduladores y de doble moral. No existe nada más extenuante, desgastante y agotador tener que demostrar, a familiares y amigos cristianos y no cristianos, que aquel último escándalo de la farándula cristiana es una excepción. No todos somos iguales, ya me cansé de repetirlo.

Me cansé de los hambrientos de poder, de reconocimiento y de poder político, el liderazgo está enfermo de “apostolitis aguda”.
Me cansé de los que presumen ser “Doctores” en teología con su título que consiguieron por 1500 dólares en Internet.
No soporto escuchar que otro más se autoproclamó “profeta” y “apóstol”. Sé que estoy cansado, sin embargo, seguiré adelante, ya no puedo volver atrás.

Pero he decidido no participar más en el “cristianismo” que fabrica becerros de oro y vacas sagradas. No me pelearé por los primeros lugares en los eventos más renombrados que organizan las mega-iglesias. Jamás ofreceré mi nombre para componer la lista de oradores de cualquier conferencia donde se cobre la entrada.

Renuncio a querer adornar mi nombre con títulos de cualquier especie. No deseo ganar aplausos de auditorios famosos. (mi padre el hermano José Enrique Guerra, humildemente pedía que le llamaran "hermano Guerra")

Buscaré la convivencia de cristianos y de pastores que no tengan espíritu de plataforma.
Posiblemente dirás: “Que frustrado y negativo te ves y te oyes”. Sí, lo estoy, pero no de Jesús y su hermosa Palabra que alumbró mi caminar, sino de las mentiras, fraudes y corrupción de los que se autodenominan “ungidos de Jehová”.
* * * * * * * * *
Recuerdo cuando el pastorado...ministerios e iglesia en general le querían poner esos "títulos baratos" (así lo decía él), producto de su fructífero ministerio en Guatemala, El Salvador y Costa Rica, él, reiteradamente se negó diciendo "quiero que me digan hermano Enrique Guerra...no me desvela cómo la gente me llame, me desvela cuando mi Señor me llame"

18 sept. 2017

NACE NUEVO BLOG HERMANO ALTERNATIVO: "AL PUNTO CON VIDA".




  
Saludos...
Por solicitud de los lectores de éste blog "MUSICA CON VIDA INTERNACIONAL", nos animaban a crear un blog con un enfoque diferente, por lo que nos tomamos la tarea de crear ésta nueva opción.
Hoy con gusto les decimos:
Nace un nuevo proyecto con un enfoque totalmente diferente "AL PUNTO CON VIDA", blog hermano, cuyo propósito es compartir alta motivación por medio de pensamientos, reflexiones, temas de interés, wallpapers y todos aquellos detalles que nos animan para seguir adelante.
Como novedad, usted tiene 7 opciones para leer y disfrutar nuestro blog....
Anímese, visítenos...comparta con sus contactos ésta novedad.


Son 7 formas distintas que tienes para ver nuestro blog
AL PUNTO CON VIDA.





haz click en el siguiente enlace:
  

Comparta éste enlace con sus contactos:
http://musicaconvidainternacional.blogspot.com/2014/09/nace-nuevo-blog-hermano-alternativo-al.HTML

17 sept. 2017

a 18 años de tu partida: YO TE EXTRAÑARE HERMANO ENRIQUE GUERRA.



En nada, en nada comparto ni coincidimos a lo dicho por el cantante Gardel...en su tonada musical "...que 20 años no son nada....".

Para nosotros la partida, la ausencia de nuestro amadísimo padre es toda una vida....

Para la iglesia en general, su partida es irremplazable.

Fue un 23 de junio del año 2000, en el cual el Señor te llamó a su lado, Han pasado 16 años y parece que fue ayer.


A 18 años de su partida,
su legado vive. 
Por eso decimos "TE EXTRAÑAMOS"
Hermano Enrique Guerra.



conoce más de el en su blog, hecho en su memoria:
( www.hermanoenriqueguerra.blogspot.com )

Tu legado vive.

Te amamos:
 Elsita, tu esposa

Carlos Enrique,
Josué,
Debora Eunice,
Isaac David 
tus nueras, nietos, bisnietos.

16 sept. 2017

ESCOJO...LA GLORIA DE DIOS.

¿Por qué no soy católico?
                                                                
¿Soy católico? Bueno, sí y no.
Si con católico quieres decir ‘universal’ en el sentido de pertenecer a la Iglesia universal de Cristo, entonces sí, lo soy. Soy católico de pura cepa.
Pero si con católico quieres decir ‘católico romano fiel a las enseñanzas del dogma del Vaticano,’ entonces no, no lo soy. ¡Para nada!

En este breve artículo, quiero daros diez de las razones más importantes por las que no soy católico romano.

1.- No soy católico porque no creo en la Mariología

María era una maravillosa mujer de fe. De esto no tengo ninguna duda. Pero sí tengo problemas con un sinfín de doctrinas mariológicas del Catolicismo que no se encuentran por ningún sitio en las Escrituras, por ejemplo, ‘María es la Madre de la Iglesia’ o ‘María ascendió al cielo’ o ‘María intercede por nosotros’ o ‘María ejerce un influjo salvífico sobre nosotros’ o ‘María puede ser evocada en oración’ o ‘María es nuestra mediadora’ o ‘María fue impecable’. En fin, se tratan de fabricaciones humanas que niegan la centralidad de Cristo en la Biblia.
2.- No soy católico porque no creo en el Papa
Mi único santo Padre es Dios. No el Papa. La única cabeza de la Iglesia es Jesucristo. No el Papa. El único que ha de guiar al pueblo peregrino de Dios autoritativamente en este mundo es el Espíritu Santo a través de las Escrituras. No el Papa. El único infalible es Dios todopoderoso. No el Papa. ¡Así de sencillo!
3.- No soy católico porque no creo en la idolatría
Lo considero una abominación dirigirse a cualquier ídolo, imagen, cuadro, estatua o santo difunto en un espíritu de veneración, adoración u oración. Es una violación del segundo mandamiento y del principio neotestamentario de que a Dios se le adora en espíritu y en verdad. Al Señor mi Dios adoraré y sólo a Él serviré.
4.- No soy católico porque no creo en el Purgatorio
La Biblia habla del cielo y del infierno. No dice nada sobre el Purgatorio (otro invento del Catolicismo medieval). Además de ser una estrategia de marketing religioso y de ofrecer falsa esperanza a los pecadores, es un insulto a la obra de expiación perfecta efectuada por Jesús en la cruz. La doctrina del Purgatorio escupe en la cara del Hijo de Dios. Por lo tanto, escupo en la cara de la doctrina del Purgatorio.
5.- No soy católico porque no creo en la Transubstanciación
Otra blasfemia indigna del Evangelio de la gloria de Dios es la doctrina de la Transubstanciación. ¿Qué enseña? Que el pan y el vino de la Santa Cena se convierten (literalmente) en el cuerpo y la sangre de Cristo de modo que Jesús vuelva a sacrificarse por nuestros pecados en cada misa. Tal teología niega la obra impecable de Cristo llevada a cabo una vez para siempre (Hebreos 7:27).
6.- No soy católico porque no creo en la división clero/ laicos
La jerarquización católica distorsiona la visión del Nuevo Testamento con respecto al sacerdocio de todos los santos. Los clérigos no son más santos ni más ungidos que el resto del pueblo de Dios. Simplemente desempeñan una función diferente dentro del cuerpo de Cristo. No hace falta estar en una plataforma para ser usado por Dios. Todos somos santos porque todos estamos en Cristo. Todos somos ungidos porque el Espíritu está en todos nosotros. Como dijo Lutero: “Un zapatero que hace zapatos para la gloria de Dios es un santo ministro del Evangelio”.
7.- No soy católico porque no creo en los libros apócrifos
Los libros apócrifos nunca fueron aceptados como autoritativamente inspirados por el pueblo judío ni por la Iglesia primitiva. Fueron añadidos al canon bíblico por el Concilio (católico) de Trento en el siglo XVI. Ahora bien, esto no significa que los escritos apócrifos no puedan edificarnos en la fe. Pero están plagados de incorrecciones históricas y doctrinas extrañas que contradicen las Escrituras (oración por los difuntos, oración a los santos/ ángeles, indulgencias, etc.)
8.- No soy católico porque no creo en los siete sacramentos
No creo que la administración de los siete sacramentos católicos por los curas romanos conceda ni garantice la gracia de Dios. La gracia del Padre alcanza al ser humano únicamente a través de los ministerios del Hijo y del Espíritu.
Sí, es verdad que celebro el bautismo y la Santa Cena; pero no porque concedan la gracia de Dios sino porque son señales de que la gracia de Dios ya ha sido concedida. Además, se tratan de ordenanzas dadas explícitamente por el Señor Jesús en la Biblia (Mateo 28:19; 1 Corintios 11:23-25).
9.- No soy católico porque no creo en los pecados mortales ni veniales
El Nuevo Testamento no distingue entre pecados graves y pecados leves. El pecado es pecado (sea ‘grande’ o ‘pequeño’). Todo acto de desobediencia es digno de castigo. Y el único pecado que no puede ser perdonado –según las palabras del Señor- es la blasfemia contra el Espíritu Santo.
10.- No soy católico porque creo en el Evangelio bíblico
En última instancia, puedo resumir mi oposición al Catolicismo romano en el nombre del Evangelio bíblico, esto es, el Evangelio de la libre gracia de Dios, el Evangelio de la obra perfectísima de Jesucristo, el Evangelio del poder regenerador del Espíritu Santo. Este Evangelio de Dios es innegociable.
Conclusión
Así que si tengo que elegir entre la gloria de Dios y el Catolicismo, escojo la gloria de Dios.
Y ahora te lanzo a ti la misma pregunta: ¿cuál elegirías tú?.
* AUTOR Will Graham 03 DE MAYO DE 2015 00:10 h   / Protestante Digital / Editado MCVI  

http://musicaconvidainternacional.blogspot.com/2015/05/por-que-no-soy-catolico-soy-catolico.HTML

Homenaje al ministerio de la hermana Elsa de Guerra.

                                        Elsita y su esposo Jose Enrique Guerra (qdDg), pioneros de la Iglesia de Dios E.C. en Costa Ric...